En este momento estás viendo TIPOS DE BLAZER SEGÚN LA ESTRUCTURA DEL CUERPO.

TIPOS DE BLAZER SEGÚN LA ESTRUCTURA DEL CUERPO.

Este es una de las piezas imprescindibles en el armario masculino y al igual que la mayoría de las prendas de sastrería, su función particular es: corregir la estética del cuerpo y dar una mejor estructura en las proporciones de la parte superior. Existen diferentes diseños o formatos, razón por la que es seguro que no todos se adaptan a todos los tipos de cuerpos pues algunos cumplen con necesidades específicas. 

Lo principal para hacer una correcta elección, es identificar nuestra morfología: el tipo de cuerpo, si tenemos hombros caídos, espalda amplia o abdomen prominente.

Blazer con hombreras

Ideal con hombros caídos

En algunos cuerpos masculinos un problema muy común son los hombros caídos. Esta característica crea una ilusión de redondez en la zona, lo que hace que los hombros luzcan “sin fuerza”. 

Lo ideal es apoyarse de cualquier pieza con hombreras -sin ser demasiado voluptuosas, ya que, gracias a los cortes y líneas que se generan, la estructura de la zona de hombros cambia por completo.

Blazer cruzado

Para cuerpos delgados

Los cuerpos de consistencia delgados, con sacos estructurados a medida generan una ilusión óptica que los adelgaza aún más. 

Aquí, lo importante es aumentar volumen en ciertas zonas y los blazers cruzados son los adecuados para lograr el propósito, su doble botonadura y el cruce en la parte frontal genera un volumen favorable. También, un saco con estampados crea volumen en toda la parte superior. Se pueden aplicar estos dos factores en una sola pieza: botonadura doble + estampado. 

Blazer estructurado

Uso con espalda ancha

Una espalda prominente es el resultado de una buena rutina de ejercicios constante. Esta característica se convierte en una dificultad cuando el blazer queda justo en la espalda, pero en el resto de las partes (como las mangas, largo o cintura) parece de unas tallas más arriba. 

Para solucionar este inconveniente es necesario recurrir al sastre y optar por una prenda a la medida y conseguir la silueta adecuada al cuerpo. 

También para facilitar este proceso es recomendable elegir un blazer estructurado: con cortes marcados y de hombros y cintura perfectamente trazada. 

Blazer con una botonadura

Para un abdomen prominente

Otra de las particularidades en muchos cuerpos masculinos que genera complicaciones visuales a la hora de usar un traje a medida es el estómago.

Para eliminar o disimular esta característica es necesario apoyarnos de blazers que añadan volumen extra a la zona. Aquí se aplica una ley inversa al cuerpo delgado: de botonadura sencilla para alargar el torso o un único botón que “alarga” el pecho y le da más amplitud. 

No obstante, el factor más importante es elegir un blazer de la talla correcta para que no generen frunces en la zona.

Blazer sin solapas

Para un abdomen prominente

En el caso de los cuellos cortos se solucionan dejando al descubierto la zona frontal que va del cuello al abdomen. Lo aconsejable es eliminar las solapas anchas, satinadas o amplias y decidirnos por un formato liso como puede ser el “estilo kimono”. 

Y se recomienda no usar corbata o camisa abotonada, para generar espacio y amplitud en esta zona del cuerpo.